« Biografía de John Arnott, misionero y etnógrafo del Chaco »

par Lorena Córdoba

CONICET, Buenos Aires - CIHA - Santa Cruz de la Sierra


2017

Pour citer cet article

Córdoba, Lorena, 2017. « Biografía de John Arnott, misionero y etnógrafo del Chaco » in Bérose, Encyclopédie en ligne sur l’histoire de l’anthropologie et des savoirs ethnographiques, Paris, IIAC-LAHIC, UMR 8177.

Mots-clés

Ethnographe amateur | Missions chrétiennes | Missionnaire | XXe | Écosse | Bolivie | Argentine | Etudes amérindiennes

N.B.

Version espagnole de Lorena Córdoba. 2017. « Biographie de John Arnott, missionnaire et ethnographe du Chaco » in Bérose, Encyclopédie en ligne sur l’histoire de l’anthropologie et des savoirs ethnographiques, Paris, Lahic-iiac, UMR 8177.

The South American Missionary Society (SAMS), una sociedad evangélica de origen anglicano, llega por primera vez al Chaco argentino en 1911 [1]. Su objetivo era trabajar en la evangelización de las tribus wichí, toba y pilagá. La congregación establece las primeras estaciones misionales en Los Urundeles y Misión Chaqueña El Algarrobal en 1914 [2].

En este contexto llega a la Argentina un joven escocés de apenas 18 años, seducido por el trabajo evangélico tras conocer a Barbrooke Grubb, legendario misionero que trabajó durante años entre los indígenas de Paraguay [3]. Junto a otro joven escocés, Colin Smith, Arnott se embarca entonces hacia Sudamérica el 25 de marzo de 1925. Smith permanecería en la misión base El Algarrobal, como ayudante médico, mientras que Arnott es destinado a Bolivia en la misión del Isoso (Chaco boliviano), que congregaba indígenas de habla guaraní [4]. Junto a sus colegas Henry Grubb y William Everitt, pronto inicia el aprendizaje de la lengua nativa, funda la escuela local e imparte clases a los niños indígenas. Trabaja además en la atención médica y el fomento del trabajo manual entre los guaraníes. Sin embargo, esta misión –la única estación anglicana en territorio boliviano–, tendría una corta duración: de 1926 a 1935. Cuando finaliza la Guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay (1932-1935) los misioneros abandonan el país retornando a la Argentina.

Durante su estadía en Bolivia, Arnott viaja por las estaciones misionales anglicanas del norte argentino, y no son pocas las veces que visita la recientemente inaugurada Misión El Toba (Formosa). Esta misión se había inaugurado en 1930 bajo la dirección de Alfred Leake, y fue la única estación anglicana de población toba que sobrevivió hasta la actualidad [5]. Arnott comienza a trabajar con los tobas demostrando una excepcional facilidad para el aprendizaje de las lenguas indígenas: para 1934 domina el wichí, el guaraní del Isoso y el toba del oeste formoseño, y sus propios compañeros reconocen que se trata del único misionero capaz de celebrar el servicio religioso en toba, sin ayuda de un traductor.

Durante sus estadías en Misión El Toba conoce a un joven etnógrafo suizo, Alfred Métraux, que trabajó en Argentina desde 1928 hasta 1933, año en que emprende dos viajes por el Chaco argentino y pasa unos días en las misiones El Algarrobal y El Toba [6]. La relación con Métraux fortalece en Arnott una vocación etnográfica que seguramente había nacido algunos años antes [7] (ver figura 3). En 1934, a instancias de Métraux, Arnott se atreve a publicar un primer trabajo antropológico en la Revista de Geografía Americana (RGA). Mientras que sigue publicando noticias misionales en la revista que los anglicanos editan bimestralmente en Londres (SAMS Magazine), entre 1934 y 1939 publica cuatro artículos sobre el shamanismo, la magia, las pinturas faciales, la guerra y las prácticas matrimoniales indígenas [8]. Además de citarse y referirse mutuamente, Arnott utiliza algunas de las fotos de Métraux para ilustrar sus artículos, mientras que el etnógrafo le escribe varias cartas solicitándole información etnográfica sobre los wichís y tobas (ver en el archivo del Laboratorio de Antropología Social de París algunas de estas cartas).

En aquellos años las redes profesionales de Arnott se amplían, y comienza a ser un referente obligado para los etnógrafos que llegan al Chaco argentino. En Buenos Aires es uno de los primeros socios adherentes a la recién creada Sociedad Argentina de Antropología (1936), y en 1932 acompaña en sus viajes por el Chaco a Stig Rydén, arqueólogo sueco discípulo del maestro de Métraux, Erland Nordenskiöld. A través de Rydén inicia a su vez, una relación con el sucesor de Nordenskiöld en el Museo de Gotemburgo, Henry Wassén, y envía importantes colecciones de cultura material chaqueña a Suecia, que totalizan más de 700 piezas [9]. Arnott también hace de intermediario para que una de las hijas de B. Grubb done la colección etnográfica de su padre al Museo, o para que Wassén publique en Suecia el primer diccionario inglés-wichí/wichí-inglés del reverendo anglicano Richard Hunt [10]. Otra relación importante en términos profesionales, iniciada a través de Métraux, es la que establece con el joven antropólogo americano Jules Henry, discípulo de Ruth Benedict. Henry llega al Chaco a instancias de Métraux, y contacta a Arnott para resolver las cuestiones prácticas de su estadía en Misión Pilagá (Formosa). Junto a su mujer vive casi dieciocho meses en la estación anglicana de Arnott para investigar cuestiones de antropología y psicología entre los pilagás [11]. Por último, en el ámbito argentino, Arnott también colabora con el antropólogo Enrique Palavecino en su campaña al Chaco, recibe a la antropóloga Ana Biró de Stern en la Misión San Patricio e intercambia objetos etnográficos chaqueños con el Instituto de Antropología de la Universidad de Tucumán. Asimismo, hemos encontrado en el Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti de Buenos Aires una serie de estatuillas de cabezas de indígenas hechas en cera, con apliques de plumas y conchillas, donada por él en 1939 con la inscripción de “hechas por un toba” [12].

En octubre de 1935, la SAMS encarga a Arnott la tarea de instalar la primera misión anglicana entre los indígenas pilagás de la región de Laguna de los Pájaros (Formosa). Además de la situación inestable de la frontera argentina con Bolivia y Paraguay, los pilagás se enfrentan frecuentemente con los criollos y con el ejército argentino. Arnott establece la misión, la misma que visitan en 1939 Alfred Métraux y su hermano Guy, encontrándolo enfermo, rodeado de pilagás armados, recelosos de la policía local [13]. Debido a factores como la inestabilidad política en la frontera, la crisis económica en la SAMS o las constantes peleas entre colonos y pilagás, la vida de la misión sería finalmente efímera, cerrando a finales de 1939. Luego del fracaso de Misión Pilagá, Arnott deambula por diversas estaciones anglicanas desde El Algarrobal hasta San Patricio, mientras trabaja en la edición de una mitología wichí bilingüe [14].

En cartas a Jules Henry y Radamés Altieri (director del Instituto de Antropología de Tucumán), Arnott comenta el deseo de enrolarse y luchar por su país al comenzar la Segunda Guerra Mundial. A fines de 1941, abandona el Chaco para nunca más volver. Viaja a Canadá, Nueva Escocia, donde trabaja en la Asociación católica juvenil YMCA, y acaba por enlistarse en el ejército canadiense. Durante la guerra mantiene su vínculo con la SAMS y, según las escasas noticias que se publican en la revista, planea regresar al Chaco y a la labor misionera una vez finalizado el conflicto bélico. Pero en 1947, finalmente, la SAMS publica la noticia de la dimisión de Arnott.

La década de 1950 encuentra a Arnott establecido en Halifax, Canadá, como director ejecutivo de la John Howard Society (JHS), institución dedicada a la reinserción, seguimiento y asistencia a los ex convictos en la sociedad. En 1967, el gobierno canadiense le otorga la Medalla del Centenario por sus dieciocho años de servicio comunitario al frente de esta entidad. Durante los veinte años al frente de la JHS, participó de congresos sobre la delincuencia y la prevención del delito, presentándose bajo el título de “antropólogo”, aunque no hemos encontrado pruebas de que hubiera realizado estudios formales en esa disciplina. Sabemos asimismo que en aquellos años Arnott contrae matrimonio con su esposa Margaret. La experiencia conyugal no resulta feliz y terminan separándose, con Arnott viviendo en hotel Carlenton, donde finalmente muere en 1971, a la edad de 64 años.

Resta por desentrañar varios misterios biográficos en la vida de John Arnott: sus primeros años en Edimburgo, su formación, los años de guerra, su abandono del Chaco. Para la antropología chaqueña, no obstante, perdurará su contribución a la etnografía de las sociedades indígenas en un momento crítico de su existencia, marcado por la Guerra del Chaco, el clímax de la colonización del territorio indígena y la inserción de los grupos étnicos en las economías regionales. Sin duda alguna el más “etnográfico” entre los misioneros anglicanos, la trayectoria de Arnott – sus publicaciones, sus diarios, su epistolario y hasta sus bosquejos artísticos [15] – nos ofrece todavía hoy un valioso corpus testimonial que permite apreciar la forma perspicaz y respetuosa en la cual reconstruyó las particularidades culturales de cada una de las tribus indígenas con las cuales trabajó [16].

Bibliografía

Arnott, John

1939“Arte simbólica y decorativa entre los Indios del Chaco”, Revista Geográfica Americana, 12 (71), pp. 122-128.

1935“La vida amorosa y conyugal de los indios del Chaco”, Revista Geográfica Americana, 3 (26), pp. 293-303.

1934a “Los Toba-Pilagá del Chaco y sus guerras”, Revista Geográfica Americana, 1 (7), pp. 491-505.

1934b“Magia y curanderismo entre los Toba-Pilagá del Chaco”, Revista Geográfica Americana, 2 (14), pp. 315-326.

Canclini, Arnoldo

1951Hasta lo último de la tierra. Allen Gardiner y las misiones en Patagonia, Editorial “La Aurora”, Buenos Aires.

Combès, Isabelle

2015“Una experiencia anglicana en el Chaco boliviano (1926-1935)”, Boletín Americanista, 70 (1), pp. 135-158.

Córdoba, Lorena

2017“Cartas chaqueñas: Alfred Métraux y Jules Henry”, Revista de Dialectología y Tradiciones Populares, 72 (2).

2016 “Mission en temps de guerre: Alfred Métraux dans le Pilcomayo”, Journal de la Société

des Américanistes, 102 (2), pp. 37-65.

2015“Etnógrafo-misionero, misionero-etnógrafo: Alfred Métraux y John Arnott”, Boletín Americanista, 70 (1), pp. 96-112.

Gardiner, Allen F.

1847 A voice from South America, Seeley, Burnside and Seeley, Londres.

Grubb, W. Barbrooke

1911An unknown people in an unknown land, Seeley & Co. Limited, Londres.

Hunt, Richard

1937Mataco-English and English-Mataco Dictionary, Ethnologiska Studier 5, Gotemburgo
.

Lunt, Roberto

2011Cien años de la misión anglicana en el norte argentino. 1911-2011. Un motivo para celebrar, Diócesis de la Iglesia Anglicana en el Norte Argentino, Formosa.

Mann, Wendy

1968An Unquenched Flame. A short History of the South American Missionary Society, South American Missionary Society, Londres/Exeter.

Marsh, John W. y Waite H. Stirling

1877 The story of Commander Allen Gardiner, R.N., with sketches of missionary work in South

America, James Nisbet & Co, Londres.

Métraux, Alfred

1978Itinéraires 1. Carnets de notes et journaux de voyages, París, Payot.

1937 “Études d’ethnographie Toba-Pilaga (Gran Chaco)”, Anthropos, 32 (3/4), pp. 171-194, 378-401.

1933“La obra de las Misiones inglesas en el Chaco”, Journal de la Société des Américanistes, 25 (1), pp. 205-209.

South American Missionary Society (SAMS)

1944One Hundred Years in South America. The story of a great missionary enterprise in the “Unknown Land”, SAMS, Londres.

Thompson, Phyllis

1983An Unquenchable flame: the story of Captain Allen Gardiner, founder of the South American Missionary Society, Hodder and Stoughton, Londres.




Notes

[1La sociedad misionera anglicana fundada por Allen Gardiner, The Patagonian Missión Society (PMS), cambia su denominación a los pocos años (1868), siendo conocida a partir de entonces como The South American Missionary Society. Para un balance de su historia, ver Gardiner 1847; Marsh y Stirling 1877; SAMS 1944; Mann 1968; Canclini 1951 y Thompson 1983; para un análisis de su trabajo en Argentina, ver Lunt 2011. Los registros de la SAMS y de la PMS se encuentran en los archivos de la Church Mission Society.

[2V. iconografía Bérose (’dossier documentaire’ John Arnott) : Carte du Chaco.

[3Grubb 1911.

[4Combès 2015.

[5La iglesia anglicana aún tiene presencia entre los tobas, como así también entre los wichís.

[6Métraux 1933, 1937; Córdoba 2016.

[7Un cuaderno de notas inédito, de 1929, revela por ejemplo dibujos y apuntes sobre las culturas guaraní y wichí. Para un estudio de la relación entre Arnott y Métraux, ver Córdoba 2015.

[8Arnott 1934a, 1934b, 1935, 1939. V. fuentes primarias Bérose (’dossier documentaire’ John Arnott): «Los Toba-Pilagá des Chaco y sus guerras».

[9Collections.smvk.se/carlotta-vkm/web

[10Hunt 1937.

[11Ver Córdoba 2017.

[12V. iconografía Bérose (’dossier documentaire’ John Arnott): Cabeza indígena toba.

[13Métraux 1978.

[14La idea de Arnott era que la Universidad de Tucumán publicara la mitología. Lamentablemente, el texto se perdió y permanece por lo tanto inédito hasta la actualidad. La correspondencia sugiere que lo publicaría la Casa Coni (imprenta de Buenos Aires) por encargo del Instituto de Antropología de Tucumán, pero el fallecimiento imprevisto de su director hace que el manuscrito se pierda en algún punto entre Buenos Aires y Tucumán.

[15V. iconografia Bérose (’dossier documentaire’ John Arnott): Dechanai, Misión El Toba.

[16V. iconografia Bérose (’dossier documentaire’ John Arnott): « Arnott et petit pilagá ».